Cosas que te indican que tu web no es eficiente

Cosas que te indican que tu web no es eficiente

Todos los que, de una u otra forma, tenemos presencia en internet estamos obligados a estar siempre alerta y testar nuestra web, bien con recursos propios, bien con la ayuda de expertos que nos ayuden a hacer un análisis exhaustivo e introspectivo para determinar en qué punto estamos. Si tras este estudio averiguamos que algo falla, es el momento de arremangarse y ponerse manos a la obra para mejorar nuestro escaparate ante un mercado que tiene alcance internacional. ¿En qué cosas nos tenemos que fijar? Hay varios parámetros fundamentales.

La home

No todos somos expertos pero, a base de experiencia en navegación, hemos adquirido unos ciertos criterios que nos hacen distinguir rápidamente una buena home de una home poco atractiva. El diseño es lo primero que entra por los ojos. Y llegados a este punto hay que hacerse una pregunta obvia, pero que a veces se nos olvida plantearnos: ¿Lo que ves cuando entras a tu web es realmente lo que te gustaría ver? ¿Son esos los colores corporativos que actualmente demanda tu empresa o proyecto? ¿Hay demasiadas cosas? ¿O faltan elementos esenciales?

Algunos pequeños consejos sobre la home:

  • Moderación. Más vale poco que demasiado. Sobrecargar la home está del todo desaconsejado, pero tampoco tenemos que situarnos en el otro extremo, es decir, tener una imagen tan simple que no aporte nada.
  • Legibilidad. La elección del tipo de letra y del tamaño determinarán si una página es más o menos fácil de leer. También la combinación del color de la letra y del color del fondo inciden. Es aconsejable hacer pruebas hasta encontrar la combinación idónea.
  • ¿Hay que contarlo todo en la home? No. La home sólo es el lugar de llegada a nuestra casa. No es necesario que expongamos allí elementos que deben desarrollarse en otros lugares. Por utilizar un símil, no es frecuente tener el sofá ni el horno en el recibidor. Si alguien quiere dirigirse al sofá, buscará el camino. Si que podemos indicarle a nuestro usuario que tenemos un salón con sofá desde la home.

Visibles desde todos los dispositivos

Actualmente la mitad del tráfico en internet procede de dispositivos móviles, lo que significa que en sólo un año este porcentaje ha crecido 20 puntos respecto al ejercicio anterior según indica el informe de We Are Social 2017. Si con este dato no te convences de que tu web debe estar adaptada para la correcta descarga y lectura en móviles, es que estás en la prehistoria. A través de herramientas de medición podrás determinar con exactitud el tráfico hasta tu web procedente de smartphones y tablets.

La webs que disponen de un diseño responsitive facilitan la manejabilidad desde cualquier dispositivo  para que todos los usuarios accedan a los contenidos en pocos segundos. Si, al contrario, lo único que se encuentran al llegar a la web son trabas, habrás perdido la oportunidad de conectar con clientes potenciales.

Editores adecuados

El sistema que se emplee para la gestión de la web debe disponer de elementos diferenciados para la edición de los diferentes elementos que conforman los contenidos: titular, texto, pie de foto, etc. Cada uno de estos debe tener un espacio, también llamado caja, y editarse por separado. Esto incide en el rendimiento general de la página.

Fluidez

La web tiene que dar respuestas rápidas al usuario. Nos referimos tanto a rapidez en la carga de los contenidos como a la disposición de los elementos de forma que en un simple golpe de vista sepamos donde estamos. La velocidad de acceso depende en gran parte del servidor que contratemos. Por otro lado, la disposición de los elementos es una decisión que se debe meditar y consultar con otras personas para encontrar una ordenación lógica, precisa y fácilmente entendible. Como siempre aconsejamos, observar los sitios web de la competencia puede ayudarnos a coger ideas sobre qué es lo que queremos y qué es lo que tenemos que evitar a toda costa.

Testar, testar y testar

¿Alguna vez has entrado a todos los rincones de la web? Pues hay que hacerlo con frecuencia para determinar si todo está funcionando correctamente y si se están cumpliendo nuestros objetivos de visibilidad, posicionamiento y conversión.