La importancia del dominio para posicionar tu marca

La importancia del dominio para posicionar tu marca

A la hora de crear una página web en internet, el dominio es un elemento clave que tendrás que tener muy en cuenta. El dominio es un identificador de tu página web, un instrumento que te permitirá dar a conocer tu marca, tus productos y servicios en la red. Pero además, al registrarlo, te permitirá proteger el nombre de tu negocio de manera que nadie pueda utilizarlo.

Ponte en el caso  de que montas tu negocio online con un dominio creado con los servicios gratuitos de algún software, y que al cabo del tiempo cosechas un gran éxito. ¿Qué ocurriría si decides registrar entonces un dominio propio y ya está cogido por algún oportunista? Para que no te arrepientas de no haberlo registrado antes, te recomendamos que protejas el nombre de tu negocio tan pronto como sea posible.

¿Por qué hay que registrar un dominio?

Aparte del motivo que ya te hemos contado, existen otras muchas razones por las que es conveniente que registres tu dominio:

1-Da prestigio y credibilidad. Tener tu propio dominio y no uno gratuito te permitirá mostrar una imagen positiva de tu empresa a tus clientes, ganando en prestigio al relacionarse con un negocio moderno y eficaz.

2-Es muy económico. Registrar un dominio es muy barato y las empresas que ofrecen este servicio permiten a sus clientes pagarlo de forma anual o mensual. No te la juegues por tan poco dinero.

3-Los clientes recordarán mejor tu negocio. Es más fácil que tus usuarios recuerden tu negocio si posees un dominio propio que si no lo tienes.

4-Ofrece imagen de profesionalidad. No es lo mismo presentarte a tus potenciales clientes con un dominio propio que con uno gratuito. Igual ocurre con los correos electrónicos, pues un dominio propio te permite libertad para elegir su dirección y no tomarla del nombre del proveedor de acceso, tipo hotmail o gmail.

5-Permite posicionarte mejor en los resultados de búsqueda de los buscadores.

Cómo elegir el nombre del dominio

Si ya estás convencido de registrar tu dominio, ahora toca elegir bien su nombre, pues ello te ayudará a posicionarte y a ofrecer una imagen de marca competitiva. Cada vez es más difícil encontrar buenos dominios que estén libres, es decir, que nadie antes los haya registrado. Varios son los requisitos que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu dominio:

1-Cuanto más corto y pegadizo mejor, puesto que será más fácil de memorizar, de escribir y verbalizar.

2-Cuanta más antigüedad los buscadores valorarán mejor tu dominio y tu sitio web se optimizará mejor.

3-Utilizar palabras clave, de relevancia, en el nombre del dominio, te permitirá un mejor posicionamiento en buscadores.

4-Elige un nombre relacionado con tu actividad, sin guiones, sin palabras de ortografía poco clara, y sin números.

5-Evita la letra “ñ” si quieres que te visiten clientes de otros países.

6-Opta por el .com para posicionarla bien en todo el mundo, o .es para hacerlo dentro de tu país. Te aconsejamos que registres todas las opciones posibles para evitar la competencia (.com, .es, .net, .org), el singular o el plural, y el femenino y masculino, a ser posible.

7-Existen herramientas que te pueden ayudar a definir tu dominio, como Domain Name Generator o Domain Typo Generator. También puedes usar un diccionario de sinónimos si la palabra o palabras que quieres utilizar ya están cogidas.

8-No utilices mayúsculas, acrónimos y abreviaturas, ni acumules consonantes o letras dobles, pues dificultan la lectura.

9-No cambies de dominio cada dos por tres. Puede afectar a la imagen de marca que ya has logrado.

10-Renueva tu dominio cuando toque. Si lo registras para un largo periodo de tiempo te evitarás molestias y los motores de búsqueda entenderán que se trata de un proyecto estable.

Dónde registrar tu dominio

Si ya tienes elegido el nombre de tu dominio, ahora toca elegir la empresa en la que lo vas a registrar. Existen miles de sitios donde poder registrar tu dominio y los precios varían muy poco. Nosotros te aconsejamos que tu dominio esté alojado en el mismo país que tu sitio web y tu empresa, y que lo registres a tu nombre o al nombre de tu empresa para evitar futuros problemas legales.